Buscar en el Blog

martes, 18 de marzo de 2014

El Gran Libro de HTML, CSS3 y Javascript



Autor: Juan Diego Gauchat

Pahinas: 337


Introducción

HTML5 no es una nueva versión del antiguo lenguaje de etiquetas, ni siquiera una mejora
de esta ya antigua tecnología, sino un nuevo concepto para la construcción de sitios web y
aplicaciones en una era que combina dispositivos móviles, computación en la nube y
trabajos en red.
Todo comenzó mucho tiempo atrás con una simple versión de HTML propuesta para
crear la estructura básica de páginas web, organizar su contenido y compartir información.
El lenguaje y la web misma nacieron principalmente con la intención de comunicar
información por medio de texto.
El limitado objetivo de HTML motivó a varias compañías a desarrollar nuevos lenguajes
y programas para agregar características a la web nunca antes implementadas. Estos
desarrollos iniciales crecieron hasta convertirse en populares y poderosos accesorios.
Simples juegos y bromas animadas pronto se transformaron en sofisticadas aplicaciones,
ofreciendo nuevas experiencias que cambiaron el concepto de la web para siempre.
De las opciones propuestas, Java y Flash fueron las más exitosas; ambas fueron
masivamente adoptadas y ampliamente consideradas como el futuro de Internet. Sin
embargo, tan pronto como el número de usuarios se incrementó e Internet pasó de ser
una forma de conectar amantes de los ordenadores a un campo estratégico para los
negocios y la interacción social, limitaciones presentes en estas dos tecnologías probaron
ser una sentencia de muerte.
El mayor inconveniente de Java y Flash puede describirse como una falta de
integración. Ambos fueron concebidos desde el principio como complementos (plug-ins),
algo que se inserta dentro de una estructura pero que comparte con la misma solo
espacio en la pantalla. No existía comunicación e integración alguna entre aplicaciones y
documentos.
La falta de integración resultó ser crítica y preparó el camino para la evolución de un
lenguaje que comparte espacio en el documento con HTML y no está afectado por las
limitaciones de los plug-ins. Javascript, un lenguaje interpretado incluido en navegadores,
claramente era la manera de mejorar la experiencia de los usuarios y proveer
funcionalidad para la web. Sin embargo, después de algunos años de intentos fallidos para
promoverlo y algunos malos usos, el mercado nunca lo adoptó plenamente y pronto su
popularidad declinó. Los detractores tenían buenas razones para oponerse a su adopción.
En ese momento, Javascript no era capaz de reemplazar la funcionalidad de Flash o Java. A
pesar de ser evidente que ambos limitaban el alcance de las aplicaciones y aislaban el
contenido web, populares funciones como la reproducción de video se estaban
convirtiendo en una parte esencial de la web y solo eran efectivamente ofrecidas a través
de estas tecnologías



No hay comentarios:

Publicar un comentario